Cómo colaborar
chau

Con pasantes para trabajar con cualquiera de los miembros

Aportando fondos a la Plataforma o a cualquiera de sus miembros

Como voluntario, realizando estudios, investigaciones, etc.

Si está interesado en colaborar de estas o de cualquier otra manera le pedimos que se comunique con nosotros.

Falta de agua en Bolivia

Falta de agua en Bolivia

El Nuevo Diario

El Nuevo Diario

Por Guido Cortez
Director Ejecutivo CERDET

En los últimos años el gobierno de Bolivia  ha realizado, como ningún gobierno anterior, una fuerte inversión  para abastecer de agua a pequeños centros urbanos y comunidades rurales. De esta manera, el problema de acceso a agua no está solucionado pero si ha  mejorado la cobertura que  llegó en octubre de 2016  a un 84,7%  de la población nacional, según datos del Viceministerio de Agua Potable y Saneamiento Básico del Gobierno boliviano, y a un 57% de la población con saneamiento básico.  Sin embargo, en varias regiones rurales el acceso al agua todavía tiene problemas de calidad (contaminación con minerales, salitre, etc.)

La ciudad de La Paz, donde funciona la sede de gobierno, y la de El Alto  tienen en total una población de 1.693.832 habitantes  tanto en la planicie altiplánica como en la parte baja, que es un valle con fuerte pendiente. En estas dos ciudades vecinas entre sí se hicieron centenares de canchas de fútbol y cuatro líneas de teleférico, pero  no se puso el  personal técnico adecuado  en la entidad a cargo del abastecimiento de agua para la ciudad, que recibe el agua en represas procedente  de glaciares y nevados.

Como en 2015 ya hubo una sequía y en 2016 apenas pequeñas lloviznas, tres de las varias represas que acopian el agua tienen menos del 10 % del caudal necesario, y desde noviembre último unas 400.000 personas que habitan en las zonas residenciales de la Paz (50% son de sectores sociales medios y populares) han tenido al principio un racionamiento estricto de agua y durante varios días ningún abastecimiento.

Esto ha generado un trauma psicológico en las familias más pobres que deben hacer largas filas para llenar sus tachos de agua, mientras los sectores más pudientes compran agua de cisternas. Además de la pésima gestión técnica y el olvido de no hacer más captaciones de agua mientras la población sigue creciendo, se denunció que entre un 30 a 35 por ciento del agua se pierde por las tuberías obsoletas.  Recién ahora el gobierno está pensando en hacer nuevas represas ante la molestia de la gente que nunca antes tuvo este problema.

En resumen, vemos que el tema del agua en ciudades muy pobladas es un tema crucial para la población y sus autoridades. Afortunadamente en la ciudad de Tarija y en Santa Cruz se hicieron inversiones preventivas en los últimos cinco años y por ahora no hay problemas de agua, pero si es necesario por lo menos en el Departamento de Tarija un monitoreo regular de la calidad del agua de los centros poblados y de ríos tan importantes como el Pilcomayo que provee de pescado a varias ciudades y de ingresos económicos a centenares de familias indígenas y criollas.

En la región andina que incluye las ciudades de Oruro, Potosí y en parte el valle de Cochabamba han recibido muy pocas lluvias este año, y el agua será un problema por los siguientes años.

No Comments

Post A Comment